Teléfono: 944 354 730
Correo electrónico: asle@asle.es

Observatorio Covid-19 – Septiembre 2020

Home   /   Observatorio Covid-19 – Septiembre 2020

OBSERVATORIO COVID-19.

ENCUESTA SEPTIEMBRE 2020

 

Coincidiendo con el tercer trimestre del año, hemos realizado una tercera encuesta a las empresas asociadas sobre el impacto que ha tenido la crisis del covid19 en sus organizaciones, cuál es su situación actual y mayores preocupaciones de cara al futuro.

Nuevamente queremos agradecer a las empresas participantes la remisión de sus respuestas y el tiempo dedicado a su cumplimentación. Cada participación suma y alimenta un conocimiento colectivo clave para poder formular y enfocar los retos del futuro de las Sociedades Laborales y Empresas Participadas.

 

Clasificación de la muestra

Hemos recibido 87 encuestas que representan el 35% del total de empresas asociadas. Al igual que en la segunda encuesta, éstas se distribuyen entre el sector servicios e industria por igual. Y, en cuanto a tamaño, el grueso corresponde a empresas de menos de 6 personas trabajadoras.

Por tanto, la muestra es similar a la obtenida en la encuesta efectuada en junio 2020.

 

Incidencia de los ERTES

En coherencia con los resultados obtenidos en la encuesta de junio 2020, la mitad de las empresas manifiestan haber aplicado un ERTE por causas de fuerza mayor o de causas productivas desde el inicio de la pandemia. No obstante, a día de hoy únicamente lo mantienen activo la mitad de las mismas, lo que representa una cuarta parte de las empresas asociadas.

Estos datos corroboran que la situación ha mejorado en términos generales respecto al verano.

 

 

Desde el punto de vista sectorial, las empresas de servicios son las que se han visto afectadas por estas medidas de regulación de empleo en mayor medida, siendo el sector con mayor incidencia a día de hoy, dado que la mitad de las mismas continúa en ERTE; en definitiva, 26,06% del total de empresas de servicios asociadas.

 

SECTOR SERVICIOS

 

 

Cabe destacar en el sentido contrario, el sector de la construcción, en el que únicamente mantienen el ERTE activo el 25% de las empresas que se acogieron a esta medida. Por tanto, el 10% de las empresas de construcción.

 

SECTOR CONSTRUCCIÓN

 

 

En cuanto a las empresas industriales, siendo el colectivo que menor número de ERTES ha presentado, es el que ha renunciado al mismo en menor medida. En consecuencia, todavía hoy, el 24,5% de las empresas industriales de ASLE mantienen el ERTE activo, porcentaje similar al de las empresas de servicios.

 

SECTOR INDUSTRIAL

 

 

Nivel de afectación de los ERTES

El nivel de afectación del ERTE varía de sector en sector. El sector servicios muestra un porcentaje de afectación mayor, encontrándose el grueso entre el 60% y 100%.

La industria por su parte, cuenta con niveles de afectación altos, pero inferiores al sector servicios. El promedio de afectación ronda el 30%.

El sector construcción es el único sector donde no existen empresas afectadas al ERTE al 100%. No obstante, aquellas que manifiestan estar incursas en ERTE, tienen niveles de afectación promediados del 40%.

 

Problemas a los que se enfrentan las empresas en la actualidad

En términos generales, la mayor preocupación que tienen las empresas son la dificultad para realizar previsiones y carga de trabajo insuficiente para encontrarse a pleno rendimiento.

Se trata de una preocupación generalizada y no existen prácticamente diferencias sectoriales a este respecto.

 

 

Además, la mayoría de las empresas considera que las dificultades financieras y de liquidez no constituyen un problema en estos momentos. Hay que destacar en este sentido la importancia de haber puesto a disposición de las empresas recursos financieros a través de las Líneas de Elkargi e ICO y que éstas hayan entendido la importancia de acogerse a dichas medidas. En este campo, las empresas industriales y de construcción muestran un comportamiento más responsable, siendo los sectores que mejor se han aprovisionado desde el punto de vista económico financiero; frente a las empresas de servicios, que quizás, por un menor tamaño y cultura financiera, han optado por esta vía en menor medida.

Un aspecto relevante es el cuestionamiento sobre la necesidad de amortizar puestos de trabajo, aspecto que se encuentra limitado para las empresas que se han acogido a un ERTE por fuerza mayor. En el global, este aspecto no es relevante; sin embargo, desde el análisis sectorial, las empresas industriales muestran mayor preocupación sobre este tema (20% de las empresas encuestadas). Este dato muestra de forma predictiva que durante los próximos meses se producirán amortizaciones de puestos de trabajo en dichas empresas.

En cuanto al riesgo de la morosidad, no es todavía un aspecto relevante ni preocupante para nuestras empresas.

Por último, cabe destacar la flexibilidad que han demostrado las Sociedades Laborales y Empresas Participadas para adaptarse al uso de nuevas tecnologías y al teletrabajo, cuando esto ha sido posible.

 

Mayores riesgos durante los próximos meses

La caída de la actividad combinada con la incertidumbre, que impide conocer durante cuánto tiempo se va a extender la pandemia y pronosticar previsiones, son los aspectos que más preocupan a las empresas.

Todos estos factores obligan necesariamente a las empresas a estar alerta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *